Aligned in a pattern on a blue background are medicine vials and syringes.

La variante delta del coronavirus de rápida propagación no está jugando. Usted tampoco debe jugar con ella.

Con los nuevos casos aumentando casi un 70 por ciento en una sola semana debido a Delta, ahora es el momento de vacunarse contra COVID-19 si aún no lo ha hecho, así lo informa el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

Aunque acaba de manifestarse en marzo, la variante Delta rápidamente desplazó cepas más débiles.

Al igual que sus predecesores, la variante se debe a pequeñas alteraciones en el código genético. Estos cambios son una constante para los virus, incluido el coronavirus e incluso la gripe.

Pero esta aberración es "la más rápida y apta", según la Organización Mundial de la Salud.

Eso le ha permitido convertirse en un súper propagador entre los no vacunados, y no solo entre aquellos que han estado hombro con hombro entre multitudes.

Sin la seguridad de las vacunas, aquellos que fielmente han mantenido la distancia social, se han lavado las manos con frecuencia y han usado mascarillas en espacios interiores siguen en riesgo.

Eso no quiere decir que tales medidas no sean protectoras. Lo son, dicen los expertos. Pero funcionan de manera aún más efectiva cuando se asocian con vacunas.

"Esto se está convirtiendo en una pandemia de los no vacunados", manifestó la directora de los CDC,   Dra. Rochelle Walensky, en una conferencia de prensa reciente. "Si no se vacuna, está en riesgo".

Aquí le presentamos ocho razones para inocularse lo antes posible.

Uno. Esta versión del coronavirus es la más contagiosa hasta el momento.

Solo en esta última semana, las hospitalizaciones han aumentado casi un 36 por ciento en Estados Unidos, informan los CDC.

Este último villano del coronavirus ha demostrado ser el más rápido, astuto y virulento, en muchos niveles.

Los estudios muestran que Delta es aproximadamente un 225 por ciento más transmisible que las cepas anteriores. La investigación en China encontró que Delta se multiplica sorprendentemente rápido, produciendo 1.000 veces más copias en las vías respiratorias de los infectados.

Esto es muy relevante porque el SARS-CoV-2 se propaga a través de gotitas en el aire invisibles a la vista.

Dado que Delta es más transmisible, los que están infectados tienen más virus, lo que multiplica la intensidad de la enfermedad.

Dos. Estos números no mienten.

De las hospitalizaciones y muertes por COVID-19, el 99.5 por ciento de las víctimas no están vacunadas, según las autoridades estadounidenses.

De manera consistente, los casos son mucho peores en condados y estados con tasas de vacunación más bajas.

Los estados más afectados, incluidos Mississippi y Arkansas, tienen menos de un tercio de sus residentes vacunados. Y cuatro de las cinco áreas con el doble de las tasas nacionales de infección por la variante Delta tienen menos del 40 por ciento de sus residentes vacunados.

Con solo el 37 por ciento con al menos una dosis de la vacuna, Mississippi ocupa el último lugar en el país. Y lo podemos constatar: Más de 1,600 nuevos casos de la variante Delta ocurrieron allí solo el fin de semana pasado, informa Thomas Dobbs, MD, un oficial de salud estatal en Jackson, Miss.

Pero los números han estado subiendo en todos los estados, por lo que cualquier celebración de  victoria en vencer   COVID-19 fue prematura.

Tres. Los niños no son inmunes a enfermedades graves.

Los niños, especialmente los más pequeños, son vulnerables.

Solo en Mississippi, siete niños no vacunados están luchando por sus vidas en la unidad de cuidados intensivos. Dos de ellos están conectados a respiradores, comenta Dobbs.

Si bien las personas de 12 años o menos aún no son elegibles para recibir vacunas, usted y sus adolescentes pueden vacunarse y ser menos propensos a transmitirles el virus.

Anteriormente, COVID-19 tendía a afectar en gran medida a los mayores de 50 años. Ahora, los niños y adultos menores de 50 años tienen 2,5 veces más probabilidad de infectarse con la variante Delta, informan investigadores británicos.

Cuatro. Si no confías en los científicos, escucha a las personas que han perdido a familiares a causa de la enfermedad.

El testimonio publicado en las redes sociales y reportado en las noticias es desgarrador: los dolientes dicen "ojalá...". Ojalá hubieran llevado a su ser querido a vacunarse. Ojalá sus parientes mayores hubieran hecho caso a las advertencias.

Cinco. Las vacunas no cuestan nada.

La vacuna contra  COVID-19 es gratuita y la acumulación  de las facturas de los hospitales por semanas de atención en la unidad de cuidados intensivos  puede ser enorme y abrumadora.

Seis. Las zonas de todo el mundo con bajas tasas de vacunación se han convertido en focos de delta.

Los países con las tasas de vacunación más bajas es donde la variante Delta ha dominado, incluyendo Indonesia y una gran franja de África, donde solo el uno por ciento está completamente vacunado.

Siete. Si estás deseoso por viajar fuera de los Estados Unidos, es posible que no puedas ir.

Los CDC recomiendan no viajar al exterior hasta estar completamente vacunados. Revise sus recomendaciones aquí, https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/travelers/international-travel-during-covid19.html.

OCHO Es muy fácil salvar la vida de su familia.

Es fácil hacer una cita de vacunación a su conveniencia en una de las instalaciones de Memorial Hermann o clínicas a las que puede acudir sin previa cita. Learn more about the COVID-19 vaccine »

La información en este artículo fue revisada desde el punto de vista clínico por Dr. Linda Yancey y es correcta al 21 de julio de 2021.

Get your daily dose of Health & Wellness


Sign up to receive the latest articles in your inbox.

A young man is visibly smiling behind a blue medical-grade mask.

Health

Lo que debe saber sobre la variante Delta de COVID-19


Read More

Family

Lo que los padres deben saber sobre la vacuna contra COVID-19 para niños


Read More